MIS MISERIAS: COSAS QUE ODIO+ INICIATIVA PARA CALMAR A LA FIERA

3 nov. 2016


Muchas personas dicen que mi blog es muy blanco, que nunca me quejo, que intento sacar la parte positiva siempre. Es cierto, eso seguirá siendo así, pero hoy, y solo hoy, voy a echar pestes por todas partes porque después de las 50 cosas sobre mí, llegan las 40  cosas que odio, que me ponen nerviosa, que me sacan de quicio o que me dan repelús. 

Vamos a obviar las cosas malas de verdad: enfermedades, guerras, injusticias. Damos por hecho que detesto eso. Nos centraremos en chorradas varias cotidianas que no me gustan o lo que sea. Así que poneos cómodos, que empezamos a escupir sapos y culebras.

Pero eso no es todo, más abajo, os hablo de una iniciativa muy bonita, para tratar de encerrar a todos esos sapos donde vosotros queráis. Muchas veces estas pequeñas tonterías nos nublan, nos obcecan y dejamos de hacer las cosas que nos hacen felices para dar importancia a mierdecillas varias que no se meren ni 10 segundos de nuestro tiempo. Así que majos míos, disfrutad de este súper post. 

mis miserias o manías especiales

1. Odio por encima de todas las cosas los ruidos al comer. Pero odiar de verdad. Me da igual que conozca o no  a esa persona. Cuando escucho esos sonidos me invade una sensación horrible por todo mi cuerpo. Me levantaría, iría a la mesa del ruidoso y le diría " Oye majo, cierra la jodida boca, la comida sabe igual sin parecer una orquesta sinfónica, te lo prometo"

2. Me sacan de quicio la personas que pasan el día quejándose. Se quejan, ponen excusas de todos los colores y siguen en el mismo lugar en el que no quieren estar. 

3. Desde hace mucho tiempo me pasa una cosa a la que no sabía poner nombre. Al parecer soy tripofóbica. Y seguro que muchos de vosotros también lo sois. Resulta que esas imágenes con formas geométricas, juntas, rellenas y orgánicas hacen que se me encoja el alma. Se lo conté a mis amigas y se descojonaron de mí durante la cena de mi cumpleaños. Pero al parecer a mi hermano y a mi padre también les sucede. Me comprenden perfectamente. 

4. Si la canción de cumpleaños feliz fuera prohibida por un Real Decreto sería mucho más feliz. Ese momento en el que hay un montón de personas mirándome, cantándome y desafinando... Lo odio. Así que como mis adorables amigas lo saben, este año pidieron al camarero la canción de cumpleaños feliz, me sacaron una tarta con una vela y aguanté el chaparrón al ritmo de varios apelativos la mar de cariñosos hacia ellas. Ya me entendéis. Para mí es un cántico sectario, horrible.

5. No soporto la canción de Hey Ya de Outkast. Es escucharla y arder por dentro. Vamos que cuando salgo de fiesta y suena, o me voy a la barra o al baño. No hay más.

6. No me gusta nada ser tan obsesiva. Cuando me da por algo no paro, llego a ser muy plasta. El otro día, Iker ya no sabía qué contestarme y decidió cantarme esta canción. Resume perfectamente cómo soy en muchos momentos de mi vida ( menos lo de Sandra Bullock). Todo con mucho amor, eh.



7. Los pájaros en todas sus formas me dan pavor. No sabía hasta qué punto me daban miedo hasta que el MR me llevó a un espectáculo de cetrería. Me teníais que ver sentada en la grada, con un gorro, acojonadica perdida y saltándome las lágrimas solas de puro miedo. Me sentí como Tippi Hedren en Los pájaros de Hitchcock

De hecho, en otro momento de ese verano un señor quiso ponerme una lechuza en el hombro para sacarme una foto. Me dijo que no tuviera miedo, que era como la de Harry Potter. Y yo pensé, pues devuélvesela que la estará buscando, que los dos se vayan a Howards y no me des el coñazo. 

8. Odio que no me den los buenos días ni las gracias. Es gratis, es bonito. Esto es aplicable a los emails. No cobran por palabras, recordadlo, Stop.

9. Me molesta el sonido que hacen los ambientadores de spray. Sí, todo gracias a la vecina de abajo. Una tarde subió desde su casa hasta nuestro rellano y nos roció. Desde entonces ese sonido... psssss está vetado en nuestra casa. Es algo similar a las trompetas del apocalipsis. 

10. Odio madrugar. Me da igual que esa misma mañana me vayan a regalar 1000 euros en compras de Ikea o un cheque en blanco para Asos. Me costará levantarme y tendré una sensación de hartura hasta pasado un buen rato. Yo me despierto con pelos de loca, rimel emborronado y mala leche a borbotones. Me cuesta mi ratico encontrar, de nuevo, el sentido a mi vida.

11. Me pone muy nerviosa que la gente dé golpecitos constantes. Personas que hacéis eso ¿qué queréis decir? ¿Qué queréis expresar? ¿ A dónde queréis llegar? 

12. Me pone muy nerviosa que miren constantemente al reloj mientras hablan conmigo. Vamos a ver, si eres el conejito de Alicia, o el relojero de la Puerta del Sol, te lo perdono, sino no.

13. Desde hace unos meses odio que abran mi maleta en un aeropuerto, me pasen un papelito, dé positivo y me retengan unos minutos mientras comprueban que no soy Pablo Escobar. 

14. Me pone muy nerviosa la gente pinterest. No puedo con ello, es así. Puede ser que haya algo de envida cochina... pero como os conté en este post, hay gato encerrado fijo

Me frusta mucho pensar que mientras ellos se levantan guapos y llenos de energía, se toman un desayuno que ni el mejor buffet del mundo, yo me tomo un café normalito un par de galletas, y odio el mundo hasta pasadas dos horas. A ver, eso no se puede hacer todos los días. ¿Hay fresas todos los meses? ¿Son de cera? ¿ En sus ciudades nunca llueve y siempre es todo súper luminoso y blanco? 

15. No soporto oler algo y no reconocer qué es. Mi madre me llama el secuestrador de niños. Una estupenda alusión a Chitty Chitty Bang Bang. 



16. No soporto sentarme en banquetas o taburetes. Que me cuelguen los pies, no me gusta un pelo. Me quita estabilidad, soy una mujer a la que le gusta tener los pies en la tierra... o quizá sea pánico a volcar...

17.No me gusta comer sola. Me pone triste. Es aplicable a ver a gente comer sola. 

18.El maiz. Para mí el maíz es como encontrarme pequeñas minas en la ensalada. Pese a que el gigante verde parece majo, el maiz solo en el cine. 

19. Odio los acelerones que dan los chicos de la bajera de debajo de mi casa. Cada día me pregunto cuál es el objetivo de acelerar una vez has aparcado. Sí, colega, ya sabemos que has llegado. Pero sabes, siempre aceleras cuando estoy grabando vídeos, lo que hace que diga palabrotas y tenga que cortar.

20. No puedo con la gente que copia y que cree que no me doy cuenta. Lo sé, lo veo. Soy miope, pero tengo unas gafas estupendas. La imagen perfecta para describir cómo me siento...

21. Me saca de quicio tener que esperar un año para ver la siguiente temporada de Juego de Tronos.

22. Odio a las personas que van a los desayunos buffet y parece que no han visto comida en su vida y que creen que se va a terminar. Empujones, malas caras. Por favor señores, van a disfrutar de uno de los grandes placeres de la vida, hagan de ese momento una experiencia religiosa no una batalla campal ni una secuencia de The Walking Dead.

23. No me gusta alardear de las cosas buenas que hago. Las hago porque las siento, no las publico, nadie se entera. 

24. Odio las resacas. Cada vez más. Ya estoy en ese momento de la vida en el que piensas si tomarte otro cubatica más será una buena idea... Si lo haces no serás persona hasta el martes, y lo sabes. 

25. No me gusta ser una Drama Queen. Aunque intento aparentar que cada vez lo soy menos, en realidad cada día lo soy más. Cualquier momento es bueno para montar un buen drama. La vida es puro teatro queridos.

26. Me da mucho miedo el espacio. Pero no el espacio de separación entre las cosas. No, la galaxia, el universo. Cuando veo fotos o vídeos del espacio paso mucho miedo. Vi la película Gravity y pasé un mal ratico. Así que majos, no me veréis hacer un viaje al espacio.

27. Se me pone cara de bicharraco cuando me tratan de tomar el pelo, reirse de mí o aprovecharse. Vamos a ver, soy maja y eso, pero tonta no mucho.

28. Odio muchas palabras aunque están aceptadas por la RAE: costra, canutillo, sobaco, berza, jambo, chacho, agujero.

29. Odio que invadan mi espacio vital. Vamos a ver. Tu espacio mi espacio. Si quiero sentir tu respiración en mi cara, ya te avisaré, quedaremos para cenar o lo que sea.



30.  Yo no conduzco, pero me saca que quicio esas personas que pitan en cuanto el semáforo se pone verde. Quizá no me he enterado y dan vidas extra o algo así al que pite primero. Si sabéis algo sobre esto podéis contármelo.

31. Odio los garbanzos. Su olor, su textura esa forma horrible. Parecen bolitas viejas... puagg

32. Me pone muy nerviosa que me toque alguien que no conozco. Imaginaos cómo lo paso cuando alguien se sienta a mi lado en el autobús y me roza con su brazo. ¡ATRÁSSS!

33. Odio tocar las barandillas. Yo veo al elenco completo de érase una vez el cuerpo humano donde tú ves una barra. Vais a pensar que soy un ser despreciable, pero estas pequeñas manías son las que me hacen adorable ejem, ejem.

34. Que metan la mano en mi plato sin permiso. Yo comparto, pídeme un trozo. Si metes la mano así, por las buenas, a lo mejor te quedas sin ella. Visto y no visto.

35. Me desquicia la gente que se indigna por todo y saca punta a todo. Vamos a relajarnos, be water my friend.

36. No me gustan los domingos. Me los suelo saltar durmiendo hasta que duela, ya sabéis.

37. Me da pavor ponerme enferma siendo autónoma. Mis defensas comienzan a temblar en cuanto llega noviembre.

38. Últimamente me obsesiono con que el pelo no me crece. Creo que tengo la misma largura desde hace por lo menos 6 meses. La fase lunar que debía de haber el día que me corté el pelo por última vez creo que no era la correcta. De hecho, lo veo cada vez más corto. El día menos pensado me despierto siendo Napoleón y me da por conquistar ciudades y tomar Almax para el dolor de estómago.

39. Me crispa bastante la gente que da su opinión sobre algo sin que nadie la haya pedido. Cuando alguien va a decirte algo y comienza: "oye, te voy a decir una cosa, espero que no te siente mal" WRONGGGGG No, no, no. No me digas nada. Si te pido opinión aceptaré que no sea igual que la mía, pero así, sin más... soltar una bomba, no me pone de buen humor. 

40. Y por último odio la mala ortografía. Lloro lágrimas de sangre a diario. Por favor, usad el imperativo, él quiere ser utilizado, de verdad.



Y después de contar todas mis miserias, o por lo menos las publicables, quería hablaros de un proyecto-iniciativa muy muy bonito, interesante y desestresante. Nos vamos a poner un poquito serios después de tanta chorrada escrita en un solo post. Le dejamos a Maria José que nos cuente de qué va Party Time Project.

descubre party time Project
Primero quería dar las gracias a May por dejarme participar en un trocito de su blog, del cual yo he aprendido y aplicado muchas cosas. Para mi es un referente y uno de mis blogs preferidos. Una vez la escribí con un problema muy agobiada, ella no se acordará, y me respondió con toda su paciencia. Mis gracias más sinceras May.  

Mi nombre es MJ y me encanta escribir y descubrir cosas nuevas para contarte. Soy una multiapasionada sin ningún tipo de control. Me apasiona recibir comentarios de mi pequeña tribu. Si pasas por mi blog www.simplementemj.com te darás cuenta de lo que digo ^_^

Quería contaros la historia de como surgió el "PartyTimeProject" en el que todas estáis invitadas a participar. Este año he pasado momentos malos, siempre se dice, pero creo, con sinceridad, que han sido los peores de mi vida. 

Todo me pareció absurdo: comer, salir a la calle, dormir, hablar con la gente, hacer actividades... Me convertí en la peor versión de mi misma. Y pensé que mi vida ya siempre sería así. Lo que no sabía en ese momento es que el tiempo y la ayuda de otras personas podrían curarme. 


Muy poco a poco fui recuperándome, todavía lo sigo haciendo, de una manera que no esperaba: empecé a valorar las pequeñas cosas de cada día. Mi hermano Jesús me preguntó: "¿Cuál ha sido el momento más feliz de tu vida?". Yo me quedé pensando en todas esas cosas minúsculas del día a día a las que antes jamás había prestado atención pero ahora, habiendo estado tan mal, me parecían maravillosas. No tenía un momento concreto eran una suma de cosas casi sin importancia.

Fue como ir despertando poco a poco a la vida. Un día me sorprendí sentada en mi cama mirando el cielo nocturno, fue un momento mágico. Otro día desayunando en el sofá de casa un té en mi taza favorita disfrutando plenamente del momento. 


Un sábado compartiendo un día con gente cercana, valorando su presencia. Mi hermano Jesús y su novia Tania me regalaron una cadeneta de la tienda Casa que ponía Party Time para que la pusiera en casa y la mirara en los momentos bajos para animarme.

Y en ese momento pensé en que todos esos pequeños momentos eran "Party Times". Pequeños momentos que nos hacen felices, que disfrutamos en el día a día, que no son enormes pero que nos hacen sentir bien.

Os animo a participar en esta iniciativa para sentiros mejor con vosotros mismos, para valorar las cosas pequeñas a las que no damos valor. Si quieres unirte sólo tienes que elegir tus 5 Party Time que podrás cumplir hasta Diciembre.

Todos los primeros Domingo de mes en mi blog www.simplementemj.com hago una fiesta de enlaces para que añadáis vuestros avances o comienzo de vuestros "PartyTime". Podéis leer en esta entrada el modo de participar.

cómo participar en
party time


Y esto es todo amigos. ¿Qué os parece? Como diría mi amiga Ainhoa... tengo una buena pedrada, pero oye, esta soy yo. O por lo menos una parte de lo que soy.
Estaré encantada de leer esas chorradas variadas que odiáis. 

Un besazo majos


N E W S L E T T E R


SI TE HA GUSTADO ¡COMPÁRTELO!

Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus

14 comentarios:

  1. Eres bárbara! Me ha encantado...... comparto contigo muchas de las cosas que odias, chata! Un besiño
    Ana

    ResponderEliminar
  2. ayyyy por fin alguien entiende lo del imperativo jeje. De verdad que ya pensé que yo era la equivocada porque casi nadie lo dice bien jeje

    ResponderEliminar
  3. Que pedazo de post!!! Me encanta!!! Nos sentimos identificadas con muchas cositas, jejeje

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja, coincidimos en algunas, sobre todo la última! Y en la 32 te he visto como El Cigala en El
    Hormiguero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, soy una persona rarica.. qué le vamos a hacer. Y con los años cada vez más jajaja

      Eliminar
  5. Hola, yo tengo una lista igual de grande o más pero de cosas diferentes, parecidas pero no iguales; no me había dado cuento de lo maniática que soy hasta no leer esta extensa lista...jajaja haces bien en decirlo todo. Besos guapa y buenas tardes no te vaya a dar un "yuyu" jajajaha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que no, pero te pones a escribir y salen cosas eh! besooo

      Eliminar
  6. Odio tocar las barandillas. Yo veo al elenco completo de érase una vez el cuerpo humano donde tú ves una barra. Me pasa mil veces al día, y si hay muchísima gente, peor. Véase la situación en el instituto, en plena ciudad, parkimgs... Jo-***.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las barandillas es bastante fuerte eh... especialmente si está calentita y un poco sudada... bufff mala me pongo!! jajajaja

      Eliminar
  7. jajaja Oye pues resulta que tenemos en común unas cuantas miserias/manías!! La canción Hey ya, también la odio!!
    Bsitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé en qué pensaban cuando la compusieron... igual que la canción de Happy. A mí nunca me puso happy para nada!

      Eliminar
  8. No sabes lo que me he reído con esta entrada! Eso es lo que más me gusta de ti, el desparpajo que tienes y tu naturalidad a la hora de contar las cosas. A mí el espacio también me da un repelús que pa qué. Y lo de la gente Pinterest, qué te voy a contar, la fotografía no es lo mío. Pero tú haces fotazas, chica! No estas muy lejos de ellos ;). En cambio, los pájaros me encantan, junto a los gatos son mis animales favoritos. En fin, que muchas gracias por este ratito de risas, la iniciativa me parece muy bonita. Un abrazo May!

    ResponderEliminar
  9. Buenos dias... aqui sacando provecho del domingo. Me ha encantado el post, que raramente he leido hasta el final¡¡ este domingo será diferente..... me huele¡¡
    un saludo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por escribirme!! Si quieres puedes hacer alguna petición, recomendación... ¡¡Me encanta leeros!!