Cómo he llegado hasta aquí: consejos sobre cómo llevar un blog


Muy buenas a todos majos. ¿Cómo estamos? Espero que con muchas ganas de leer porque en este post os vais a poner las botas. He leído muchos comenatarios en los que me pedís que hable más de cosas personales, vamos leñe que hable más de mi.

*¡Ah! Esta entrada de la dedico a Eli, (srta Pomelo) y a mi amiga Ainhoa (que se merece todo). 

La verdad es que mi vida no tiene nada de especial, trabajo más que duermo, como, saco al perro y esas cosas que cualquier mortal hace cada día. Así que he pensado que, de vez en cuando hablaré de mi, pero cosas de mi que pienso que puedan ayudaros o que os puedan decir algo. Bueno... y algún chascarrilo y cotilleo también habrá. 

Hoy quería hablaros de mis primeros meses como bloguera. Para empezar autodenominarme bloguera no me va nada, pero bueno, es el término correcto y como soy una súper fan del lenguaje respetaremos esto.  El objetivo es contaros mi experiencia, qué hice, cómo lo hice... No sé, consejos útiles que a lo mejor os animan u os ayudan a vosotros. Así que vamos a comenzar. Buscad un momento tranquilo porque hay mucho que leer, pero yo creo que os va a interesar.

Como primer punto os digo que cuando yo empecé, en abril de 2012, no tenía ni puñetera idea de casi nada (casi como ahora pero lo disimulaba peor). En el momento en el que empecé a escribir, imagino que como os pasa a muchos, mi vida era un poquillo rara. Había terminado mi estancia como becaria (de no muy buenas maneras... no por mi... sino por rollos burocráticos), no tenía un trabajo estable (daba clases a niños enfermos de cáncer en sus casas, niños con problemas de aprendizaje) comenzaron una serie de problemas personales... Vamos el caldo de cultivo de cualquier bloguero.

Total que una noche, estaba yo trasteando con mi Fimo. Quería hacer unas gaviotas y no encontraba ningún tutorial por internet. Así que me inventé mis propias gaviotas y pensé ¿oye, por qué no subes el tutorial a internet por si a alguien le pasa lo mismo que a ti? Y así lo hice. Saqué mi cámara rosa compacta, preparé unas cuentas fotos y me metí en blogger. Creé un blog chungo, y subí mis fotos.

Este fue el principio del fin. Durante varias semanas seguí escribiendo, sacando fotos y publicando, sin tener nada claro qué estaba haciendo. Lo hacía porque disfrutaba haciéndolo. Pero no había ni orden ni concierto. No tenía mucha idea de nada, no sabía que los blogs se podían personalizar tanto, no sabía nada!!!!

Al mismo tiempo empecé a ver un montón de blogs y pensaba " Ala!! qué diseños tan bonitos, qué blogs tan preciosos. Yo quiero uno igual". Y así es cómo empecé a investigar por aquí y por allá para aprender, aprender a personalizar mi blog, a sacarle partido. No lo hacía por que la gente me leyera, sino que era algo personal. Más bien un lugar bonito donde poner y escribir cosas que a mi me gustaban.


Quizá mi ignorancia fue lo mejor que me pudo pasar. No sabía de estadísticas, ni de páginas vistas... lo que me quitaba un montón de presión. Escribía, publicaba y diseñaba por el mero placer de hacerlo. Conforme me he ido metiendo en el mundo he aprendido alguna cosa sobre este tema pero, a día de hoy, los número siguen sin agobiarme nada de nada. Sigo disfrutando muchísimo con esto. Si un día una entrada tiene pocas visitas, pues solo pienso en que esas personas que la han visto la hayan disfrutado.

Seguro que habréis leído muchos posts en los que os cuentan cómo conseguir seguidores, éxito, etc. Hoy no quiero contaros los 10 consejos de oro que harán que vuestros blogs crezcan como la espuma. Esto sería una mentira. Lo que voy a hacer es pensar en qué cosas he hecho a lo largo de este tiempo que han podido hacer que os gusta lo que véis y que seáis muchos los que venís a leerme

No esperéis algo así como... publica x días a la semana... No. De esto ya hay bastante escrito. Quiero daros consejos más personales. Consejos que a mi me habría gustado leer hace un año y medio. Como buena amante de la educación, es esencial ponerse en el lugar de la persona a la que enseñas. Esto lo hago cada vez que os explico algo, así que hoy también lo voy a hacer. 

Consejos sencillos

Mis primeros meses en el blog (no en mi empresa) no los calificaría como duros porque  no tenía un objetivo muy claro, solo disfrutar. Pero ahora, echando la vista atrás pienso en algunas de las cosas que he hecho y que quizá os puedan servir. Está claro que yo no tengo la fórmula secreta de nada. Os voy a hablar desde mi experiencia... Vamos que si no funciona lo que digo... no se admiten devoluciones ;)

*Soy quien soy y debajo de mi cama también hay pelusas

Nunca he pretendido ser alguien que no soy. Creo que es algo que os gusta. No me las doy de nada. De hecho no tengo nada con qué dármelas jajajajaja. No soy diseñadora, no soy publicista, no soy experta en marketing... yo creo que ni soy una experta pedagoga. Así que algo que yo creo básico en esta vida, y también en el blog, es mostrarte como eres. Claro está que no os voy a enseñar las pelusas de debajo de mi cama, pero quiero que sepáis que están. Que no soy nada perfecta y que así lo quiero dejar claro en mi blog. 

Cuando os escribo lo hago como si os tuviera delante o como lo haría con cualquier persona que conozco. Con esto os quiero decir que hay días que estoy de una mala leche incontrolable, otros días pierdo el autobús y echo mil juramentos, me caigo, tengo un mal día en el trabajo... 

*No te agobies con los números, ellos te orientan

No agobiarte con los números. Sé que esto es difícil, especialmente porque muchos habéis puesto muchísima ilusión en vuestro proyecto, estáis en paro y pensáis en vuestros blogs como un modo de ganarse la vida. Esto me parece genial. Pero no os agobiéis. Las cosas cuestan... y además cuando cuestan y después se consiguen resultados todavía mola más. La realidad, muchas veces es dura, y no todos los blogs o no todos los negocios y proyectos van a durar. Esto es así. 

Fijaos en los números, que os orienten, pero que no se conviertan en la gran obsesión.

*El éxito de hacer lo que te gusta y disfrutar con ello

Aunque todo esto depende también de qué penséis que es el éxito para vosotros. Para mi el éxito es hacer lo que me gusta y vivir de lo que me gusta. Para otro será llegar a los 10000 seguidores en un año, o yo qué se. Yo no me marco ese tipo de objetivos. Para mi lo importante es que los que venís os quedéis porque os gusto (porque hay amor del bueno) porque disfrutáis con mis publicaciones. No os prometo el oro y el moro, hay lo que veis. 

Lo que si os recomiendo es que penséis a dónde queréis llegar. Marcad metas y objetivos a corto plazo, que poco a poco podáis ir cumpliendo. Así sentiréis que avanzáis. Si te pones como objetivo llegar a 5000 personas en 4 meses, es muy probable que te frustres y acabes abandonando. Piensa un objetivo a corto plazo y reflexiona sobre cómo lo vas a conseguir.

*El equilibrio entre vender, regalar y no atosigar

Como ya sabéis el pasado año 2013 comencé a vender mis cursos. Para mi el hecho de vender algo me supuso todo un dilema. De hecho publiqué una entrada pidiendo vuestro consejo. Y por qué esto me creaba dudas, pues muy sencillo. Porque durante muchos meses todo el contenido que había publicado era totalmente gratis y me parecía traicionar mis "principios" cobrar por algo. No sé si me seguís. 

Ya sabéis que la esencia de este blog es compartir, aprender y disfrutar. Después de darle millones de vueltas creo que estoy llegando a un equilibrio entre vender y seguir con el espíritu de Creative Mindly. Me dije, vale voy a vender algo pero no quiero que todo gire entorno a mis ventas. Y por eso comencé con la publi gratis, las colaboraciones, los diarios de las buenas noticias. Además de seguir publicando contenido bueno y gratuito pero siempre teniendo la opción de comprar y acceder a algo más concreto. No sé si lo estaré haciendo bien o mal desde el punto de vista comercial, pero es como lo quiero hacer ahora mismo.

Así que como consejo, os diría que, si vendéis algo en vuestro blog o si queréis vender algo, no solo os centréis en las ventas. Sed generosos con vuestros seguidores, compartid con ellos, que vean que quien hay detrás es una persona, no una hucha deseando llenarse. Todo el mundo necesita el dinero para vivir, pero yo creo que hay que demostrar que lo que vendes es bueno y que quien está detrás merece la pena. 

Por eso muchas veces regalo diseños, freebies, etc. Os podría poner un ejemplo y deciros..." ala majos si queréis esto comprad mis cursos". Creo que es mejor demostrar qué se puede hacer con ellos, regalar para los que no puedan o no quieran comprarlos. Y quien quiera más ya sabe dónde encontrarlo. Es como cuando en las perfumerías te regalan muestras. Las coges, las pruebas y si te molan, pues las compras. Eso pienso yo. Quizá esté equivocada, pero es lo que yo hago y no me está yendo mal. 

*Lo bueno se comparte

Al final si lo que haces gusta, la gente lo compartirá, se lo dirá a otras personas. Esto es así. Por eso hay que centrarse más en hacerlo bien que en tener millones de seguidores. Creo que no hay nada mejor que tener la sensación de estar haciendo bien tu trabajo. Aunque esto no quiere decir que os durmáis en los laureles, hay que seguir trabajando y luchando por mejorar cada día: leyendo, estudiando, buscando, haciendo formaciones, comprando mejores materiales, estudiando nuevas técnicas. Pero siempre creyendo mucho mucho en ti y dejándote las neuronas en cada cosa que hagas.

*Desafíate a ti mismo

Vamos, solo hace falta que echéis un vistazo a mis primeros posts. En su momento me parecían la releche en bicicleta. Si hubiera sido de otra forma habría pensado: "Joder, qué bien lo hago, lo hago de maravilla. No voy a mejorar porque soy como Mery Poppins, prácticamente perfecta en todo". Pero no pensé eso. Seguí buscando, rebuscando, probando, diseñando, experimentando. Y hoy estoy aquí. Pero no me paro, seguiré mejorando y seguramente, dentro de un año pensaré... "Qué vergüenza de diseños... o esto lo podría haber hecho así o así". Este es el espíritu, para mi esta es la verdadera ambición, mejorarnos a nosotros mismos, ser mejores por nosotros y para nosotros, no ser mejor que fulanito o menganita.

*Pasión, dedicación y trabajo: la mezcla perfecta

Cuando haces algo con muchísima pasión, con gusto, con ilusión... eso al final se nota y las personas lo sienten. Yo creo que eso ha sido lo más importante para este blog. Que vosotros habéis sabido captar mi ilusión y mi pasión por las cosas. Amo enseñar, me encanta hacerlo... es mi profesión. Y creo que poco a poco he sabido transmitiros todas esas emociones en los posts. Y eso que solo son letras. 

La pereza el, hoy no quiero publicar, no quiero escribir, no me apetece trabajar... Bueno, esto puede pasar. No todos tenemos un día cojonudo cada día, hay días de mierda. Esto es así, sin paños calientes. Quien diga que todos los días son perfectos, maravillosos, luce el sol y los pájaros cantan... es que fuma cosas... o come cosas... que le hacen ver la vida así. Pero hay que sacar fuerzas y tener siempre en el pensamiento que, mañana será un nuevo día y haré todo lo posible para que esos malditos pájaros canten, las nubes se levanten y todo lo que haga falta.


Como os digo la pereza existe, está ahí y las siestas son muy tentadoras. Pero lo habitual no debe ser la pereza. Si lo que hacemos nos da pereza...... no es muy buena señal. Hay que poner todas las ganas y mucho más en lo que hacemos. Hoy en día, es lo único que nos puede hacer salir adelante. 

Yo abrí mi gabinete con 24 años (hoy tengo 26) con 200 euros en la cuenta corriente, pánico para aburrir y muchísima ilusión por cumplir mi sueño. Los primeros meses, para qué engañarnos, fueron horribles. Me dormía haciendo cuentas, pensando cómo iba a conseguir más clientes, más dinero para poder hacer frente a todos mis pagos... Hubo días que no tenía mas que ganas de llorar y tirar la toalla y cerrar la barraca. Pero después del berrinche pensaba "Coño May, es tu sueño, lucha, hazte fuerte, ponte la americana y cómete el mundo". 

Hoy, después de un año y medio en mi gabinete, en mi negocio, en mi sueño desde que era una enana... va bien. Irá mejor, eso seguro. Pero tengo la satisfacción de no haberme rendido, de ir cada día e intentar hacerlo mejor que el día anterior. Y sé que para que vaya mejor, me tendré que tropezar tantas veces como las que me tendré que levantar. Así que con vuestros blogs, especialmente si queréis vivir de lo que vendéis o de lo que hacéis, os recomiendo que sigáis un poco esta forma de hacer. Luchar cada día, olvidarnos de las perezas... y si tenemos muy claro que es lo que queremos hacer, lo que nos hace felices... hay que trabajárselo mucho. Como os puse un día en una lámina:

*Sé humilde, admite tus limitaciones y lucha por superarlas

Y por último hablaría de la humildad. Para mi es primordial. Ser capaz de conocer tus limitaciones y pedir ayuda. Creed en lo que hacéis, eso por encima de todo, pero creed en que todo se puede mejorar. Seguir aprendiendo, perfeccionándose, estudiando, probando... Es muy muy importante. 

Resumen:

Así que como resumen os podría decir que los primeros meses de mi blog el crecimiento fue lento. Pero poco a poco empezasteis a aparecer. Los poquitos seguidores que tenían compartían lo que yo hacía y así, poco a poco, estoy aquí. 
  • Un contenido bueno y único. Mi contenido os interesa ( a veces no sé muy bien por qué jajaja), y al final es lo que tenemos que buscar todos, un estilo personal, una manera de contar las cosas distinta a la que utiliza todo el mundo. Y la clave es ser como eres. Nadie es igual que tú. No intentes aparentar algo que no eres.
  • Yo creo que la clave de todo esto ha sido ser como soy, mostrar al mundo algunas de las cosas que hago medianamente bien. Sé que no soy la  mejor, pero intento mejorar.
  • Ser constante. Aunque a veces la vida se pone estupenda, hay que intentar cumplir con los objetivos que nos marcamos. Ya sea publicar dos veces por semana, preparar un diseños, lo que sea.
  • Seguir aprendiendo. No parar de aprender y mejorar, es básico. Esforzarse y no conformarse.
  • No te desanimes, y sigue intentándolo siempre. Y cuando no tengas más fuerzas o ánimo inténtalo un poco más.
  • Busca un apoyo, alguien te escuche, que te ayude y que te anime.
  • Sé crítico con lo que haces. No todo lo que vas a hacer es una maravilla. Repasa lo que haces y cómo lo haces. 
  • No te ralles por los comentarios negativos. Seguro que son muchísimos más los positivos. Quédate siempre con lo bueno.
  • Toca muchas puertas, colabora, apúntate a un bombardeo. Cuanto más te muevas más posibilidades tienes de que te conozcan y conozcan tu trabajo. No vienen a buscarnos a casa majos míos.
  • Disfrutar. En el momento en el que no disfrutas, cuando algo te deja de apasionar, se convierte en solo una obligación que intentas posponer... Ya es hora de dejarlo.

Bueno y ya está. Que menuda parrafada os he soltado. Yo creo que todo esto os puede ser útil!! Y si queréis saber más... solo tenéis que comentar o escribirme. Aunque con retraso, procuro contestar.
Un besazo majos

MAY


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus

Otros posts intersantes: