La caja del tesoro


¿Sabéis que esta cajita tiene más de 80 años? Ahí donde la veis es una señora caja mayor que contiene uno de mis tesoros, mi tesoro favorito. Hoy quería compartir con vosotros su contenido y proponeros algo. Hoy nada de tutoriales, ni diseños, vamos a hablar un poco de mi vida y de mi infancia, y si queréis, de la vuestra también. 

Resulta que esta caja contiene cromos, cromos muy muy antiguos. De hecho, muchos de ellos, tienen más de 100 años. Y aguantan como campeones. Los cromos de esa caja pertenecieron a mi bisabuela y a mi abuela y tengo un recuerdo precioso de ellos. A mi bisabuela, la madre de mi abuela, no la conocí, pero a mi abuela, aunque muy poco tiempo para mi gusto, sí.

Ella y yo teníamos un vínculo muy especial, fui si primera nieta, llevaba su nombre... y compartimos muchísimos ratos juntas. Ella, igual que mi madre, tenía una gracia especial, un toque mágico, para contar historias y cuentos. Todavía  me acuerdo mucho de cuando a mitad de la historia me decía RESULTANDO...  Veíamos juntas las serie Celia, leíamos cuentos... Pasar las tardes con ella era un auténtico lujo.


Algo que a mi me encantaba era pedirle que sacara su caja de cromos, mirarlos e incluso jugar a darles la vuelta. Esto creo que ya no se hace... ahora los cromos son muy distintos. Como os digo son cromos muy muy antiguos que fueron recortados con muchísimo cuidado por mi bisamuela y por mi abuela y que, cuando ella murió, yo me quedé. 

Desde hace muchos años yo los conservo, en su cajita "original" y de vez en cuando los saco y los miro. Recuerdo que mis favoritos eran los cromos de los cuentos, especialmente el de los 7 cabritillos. Me acuerdo que mi abuela me contaba los cuentos de las estampitas y su voz de lobo era inimitable. Ah! porque no os lo había dicho, pero mi abuela cantaba como los ángeles. Ella cantaba en el orfeón Pamplonés.


Como os digo, la disfruté mucho menos de lo que a mi me habría gustado y creo que, pensándolo con los años, es una de las personas de referencia en mi vida y que, aunque yo era muy pequeña cuando murió, me influenció mucho, además me parezco mucho a ella (o eso dice mi madre). Creo que todo el mundo ha tenido alguien así en su vida y creo que ya era hora de presentaros a mi "abueli" en este blog. 

Ella era una de esas personas especiales, a las que todo el mundo adoraba, era buena a rabiar lo que llevaba también, y le llevó, a sufrir muchísimo en esta vida. No lo tuvo nada fácil, lo pasó muy mal cuando era pequeña y no lo pasó mejor cuando se hizo mayor. Luchó por su casa, por su familia y, como tantísimas mujeres, sacó a su familia adelante a la sombra de su marido. Tenía montones de amigos, nadie tuvo una mala palabra sobre ella, ayudaba a todo el mundo... era increíble, yo la admiro. 

Y como os decía esta caja, este tesoro, ahora es mío y no quiero perderlo por nada del mundo. Antes de proponeros una cosa os dejo con unas fotos de algunos de los cromos. Quizá os parezcan feos, o viejos. No sé si son muy pinterest, pero son míos, son especiales y están llenos de recuerdos. Huelen a mi infancia... Ay qué tonta me estoy poniendo no?? No creo que ni mi abuela ni mi bisabuela pensaran en ningún momento que estos cromos los iban a poder ver montones y montones de personas. 



¿Y por qué os cuento esto?

Y ahora os cuento por qué he decidido publicar esta entrada. En primer lugar porque me encantan estos cromos y creo que a vosotros también os podrían gustar. En segundo lugar porque me apetecía que conocierais a una mujer increíble, mi abuela. Y por último porque necesito vuestra ayuda.

Estos cromos llevan viviendo en la caja de gatitos, como os digo, más de 80 años. Yo creo que han vivido muy bien ahí durante ese tiempo, pero tengo miedo de que se sigan estropeando. Así que me gustaría preguntaros, incluso proponeros, ideas para poder guardar y conservar mi tesoro. 

¿Qué se os ocurre? ¿Cómo podría guardar estos cromos? Me gustaría que me escribierais qué se os ocurre, incluso que preparéis un tutorial, un DIY y me lo enviéis por email. Puede ser que ya tengáis algún tutorial donde expliquéis algo que me pueda ayudar con mis cromos. Yo soy toda oídos

Para mi es una caja y un recuerdo muy especial...Y también me podéis contar, en los comentarios, qué tesoro tenéis vosotros, incluso podríais escribir una entrada contándolo. Yo estaré encantadísima de leeros.


Y bueno, esto es todo por hoy. Así, para ir calentando motores después de la Semana Santa. El domingo, habrá buenas noticias (que tengo ya varias pendientes) y espero que me comentéis mucho, mucho, mucho. 
Un besazo enorme majos

MAY
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus

Otros posts intersantes: