Soy una drama queen ¿y tú?


Lo confieso, sí, soy una drama Queen. Me ha costado llegar a reconocerlo, pero debo hacerlo y quiero hacerlo en público. Aquí, donde me veis, hago un drama de muchas cosas (Doy buena fe de ello), de las cosas más pequeñas, más tontas que os podáis imaginar (Como de aquella vez donde yo, como buen gentleman que soy, no te desperté para que pudieras dormir el único día que puedes y después te enteraste que desayuné unas tostadas y montaste la de San Quintín). Y hoy quiero que el mal de muchos, sea consuelo de tontos... o lo que sea. Habrá comentarios del director de la mano de Mr. Fritangas (Vas tarde dramas). Como estaréis viendo, los comentarios de Iker están señalados en azul.

Mi hermano suele decir: "no eres tan adorable como parece en el blog". Sí, puro amor fraternal.  Pero, obviamente, no soy tan adorable, ni quiero serlo, ojo. Y este mismo domingo le confesé a Iker que uno de mis súper poderes es el de dar por.... saco, digamos (no me estoy poniendo filtro, no sé cómo va a terminar todo esto). 

Y siguiendo mi firme propósito de desmitificar la ídilica vida blogger, quiero volver a repetir que mi vida no es pinterest y al mismo tiempo quiero que me conozcáis un poquito más. Así que vamos allá, soy una Drama Queen (Como bien dice la taza de moderna de pueblo que te regalé).

Resulta que soy una perfeccionista. Ya os lo conté en este post.  Antes de que lo diga Iker quiero aclarar que soy perfeccionista en el trabajo, el orden en casa es otra cosa que no viene al caso. Y esto da lugar a que cualquier cosita que se salga de mis esquemas... hace que me moleste (eufemismo puro de entro en un estado de ofuscamiento general). ¿Habéis visto Inside Out? Pues en la cabeza solo hay cinco iras...así de claro.

Mis amigas dirían que se me pone "el morro de pato" yo, rompiendo una lanza a mi favor, diría que me pongo seria para afrontar la situación. Iker, puede ser que diga que me transformo en una especie de Maléfica buscando desesperadamente una rueca... (No te he visto coser en 28 años así que si vas a compararte con alguien de piel verde, una mezcla de HULK y la bruja mala del oeste es más precisa)

Volviendo al tema, sí, soy una Drama Queen (vuelvo a dar buena fe), hago dramas, teatrillos y monto numeritos constantemente (en la intimidad de mi casa, no os penséis que con mis alumnos lo hago... lo reservo para casa) Tenía que haberte regalado un guiñol y no la casa de muñecas. Cada día pasa algo que hace que mi vena dramática palpite. En el momento más inesperado, me pongo verde (pero un verde moco fosforito que acojona). Es parte de mi personalidad. Eso sí, he mejorado bastante, intento respirar mucho más ahora... La edad me hace madurar, pero el ramalazo está latente. 

Vamos a hacer una aclaración porque va a parecer que soy un bicharraco. No vivo enfadada, ni muchísimo menos. Me río mucho,(Sí, como el payaso de IT) disfruto lo que puedo de todo lo que puedo, pero tengo mis momentos, como todos supongo, y eso es lo que quiero contar hoy aquí. Hay moraleja eh, no es una confesión por las buenas... no quiero quedarme con el culo al aire de forma totalmente gratuita. 

Así que vamos a ver los tipos de dramas, yo los he dividido en tres categorías. 

drama espontáneo

El primer tipo de DRAMA: DRAMA ESPONTÁNEO. Este es el drama cotidiano, el que aparece en cualquier momento, sin avisar ni nada. Te sorprendes a ti mismo montando un cristo considerable, metiéndote en un jardín al que no querías entrar, sin saber muy bien cómo ha pasado. 

Sí, ya sabéis a qué me refiero. Te levantas cruzada, pero mucho y la lías, así, gratuitamente. (También conocido como drama estatua: lo mejor es quedarse quieto a intentar mimetizarse con el ambiente para que nuestra presencia no se note hasta que se le pase el berrinche).

Este tipo de drama tiende a desaparecer rápidamente, normalmente cuando tomas conciencia de que se te está yendo la olla, muy lejos y aparece la risa. Sí, la risa que hace que pierdas toda la credibilidad que habías ganado mientras la liabas por algo que, a tu parecer, merecía muchísimo la pena.  

Pero ojo, este drama, de la misma manera que desaparece puede crecer y crecer. Es proporcional al descojono que provoque en la personas con la que estés y lo ridícula que sea la situación. 

Véase el ejemplo de las tostadas anteriormente citado. Sí, me mosqueé por las tostadas ¿¡qué pasa!? Yo, domingo, pelos de loca (¿Y cuando no?), maquillaje a medio quitar (momento en el piensas que acaba de venir de matar a Batman) y enfadada como un pollo porque tu novio se ha preparado un pedazo de desayuno y no te ha invitado porque ha tenido la consideración de dejarte dormir más rato porque duermes menos que Drácula. ¡TELÓN!

drama apurado

El segundo tipo de drama es el DRAMA APURADO. Dícese de aquel drama que hace que se te pongan de corbata. Suelen aparecer en emails y whatsapp. En mi caso, el claro síntoma de que me encuentro en estado de DRAMA APURADO es que, de repente, se me ponen unos coloretes que hacen que Heidi parezca albina. (Claro, como Heidi es la diosa de Ébano)

Mi reacción, además de ponerme roja, es adoptar el estado "no me mires, no me toques, no me hables porque el destino de la humanidad depende de que yo soluciones cuanto antes esta gran chorrada". Momentos de drama queen apurada:
  •  -Email para decirme que algo no funciona bien: descarga, tutorial o acceso a un curso
  • -Whatsapp de un padre diciéndome que tiene que hablar conmigo
  • -Comentario de un alumno diciéndome que han salido cosas en el examen que no habíamos repasado.
  • -No sé que ponerme hoy, de entre tanta ropa es normal no saber qué elegir.
  • -No me despiertes o te mato, que entro a trabajar en media hora y aun puedo apurar 5 minutos y luego vienen las prisas y tengo que aguantar frases como: "Por qué vienes por aquí si es más largo GRRRR"
Normalmente tarda poco en desaparecer, pero se pasa muy mal ratico. Sí, soy consciente de que el 80% de las veces, eso que hace que me apure es una tontería, pero en ese momento sube el telón y hago un pequeño drama. En estos casos, suele ser un drama cerebral, no lo escenifico, me lo como yo solita (Tú sola dice...ejem ejem)

En esta situaciones el mundo se para unos segundos, los suficientes para que mi cerebro reaccione y me eche la bronca. Se soluciona, se habla y aquí paz y después gloria (esta es la versión corta)

drama nivel: el apocalipsis es el chiquipark

Dícese del drama que aparece cuando no te cuadra el IVA, cuando has tomado más mojitos de los que deberías y hay un malentendido o cuando se te pegan las malditas lentejas después de haber estado 2 horas vigilándolas con amor y vas un momento al baño, sin ver snapchat ni nada eh. (¿Entonces la voces que se escuchan que son? ¿Psicofonías? Eso explicaría muchas cosas, como las caras de Belmez que hay en el baño después de ducharte). Es el favorito de mis amigas, con el que más se ríen. 

Un ejemplo basado en hechos reales, a mí me lo han contado... no me ha pasado. Sábado por la noche, transfusión de ginebra... caída repentina, pie dañado o más conocido como "pata al hombro". Resultado: un drama como no se recuerdan en esta comunidad. 

Una chica coja como una cuba montada en un taxi llorando a moco tendido porque se ha hecho daño en un pie y no para de repetir "soy autónoma, soy autónoma" al pobre taxista. El taxista, no sé si preopucado o asustado porque puedo, perdón, puede morderle en cualquier momento, acompaña a la pobre muchacha hasta la puerta asegurándose de que llega sana (por decirlo de alguna manera). 
Llegada a casa, introducción de llave en cerradura, lo que se convierte en un deporte de riesgo porque no ves bien porque sigues llorando a moco tendido. 

Entras en tu habitación, novio dormido. Enciendes la luz y como si el fin del mundo acabara de entrar por la puerta gritas "Señor X me he caído, me he hecho daño y mis amigas no se han comido la ensaladilla rusa". Esto es un drama apocalíptico ¡TELÓN!

(Hacía mucho tiempo que no veía una llorera igual, DraMay un poco achispadilla es de lo más divertido. ¿Os acordáis del friki del Diario de Patricia de "Qué c*** tengo en esta pierna! Gangrena!! Tengo gangrena!!"? Pues la entrada de May en la habitación gritando fue igual igual) 

May: sí, yo también lo recuerdo así, tal cual. Me he reído como 20 minutos seguidos.



moraleja:

Y para qué os cuento todo esto. Pues muy fácil, para recordarme que pierdo muchas energías en preocuparme de tonterías y que podría aprovechar esos ratos para echarme una siesta. No penséis que he tenido la vida más fácil del mundo, sé diferenciar lo que es un problema, un problemita, una chorrada y un problemón. 

La vida está llena de dramas, de los de verdad, y que todas estas pequeñas cosas que nos pasan cada día, solo deben convertirse en anécdotas, en pequeños momentos, que no deben nublar a los buenos. Es algo que me repito casi cada día.

Soy muy madura para mi trabajo, muy seria y responsable, pero tengo un ramalazo que muchas veces me gustaría no tener (juro que lo voy controlando) pero a veces es inevitable explotar y explotar mal, a destiempo y con las personas incorrectas. Así que May del futuro, respira, contesta al email con mucha educación, busca al taxista buen samaritano y échate una cerveza, que no sabes lo que la vida te tiene preparado, pero hoy, estás bien, muy bien. Los problemas y los dramas de verdad vienen solos, sin avisar, no los busques...

Así que, majos míos, soy una drama queen en proceso de desintoxicación. ¿Y vosotros? ¿qué me decís? Os atrevéis a dejarme en los comentarios un ejemplo de algún tipo de drama-chorra. Así nos reímos todos, no solo vosotros de mí porque mis amigas no se comieron mi ensaladilla rusa...

Nos leemos el domingo, un besazo majos


N E W S L E T T E R

NO TE VAYAS SIN DESCARGAR 
EL EBOOK GRATIS PARA EMPEZAR A DISEÑAR

SI TE HA GUSTADO ¡COMPÁRTELO!


Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus

Otros posts intersantes: