No quiero ser madre: mi visión de la maternidad

3/6/19


¡Muy buenas! Hoy vamos a hablar de la maternidad. Participo con el pack eskondo en el bundle de maternidad de esta semana. Pero espera, no os vayáis que no solo hay promoción. También quiero contaros por qué lo hago y mi visión de la maternidad como mujer no madre. Os hablo brevemente sobre el bundle y luego os cuento mi visión.




en qué consiste el bundle

consiste en una recopilación de 47 cursos y ebooks sobre la maternidad y la paternidad. Abarcan todas las etapas y solo se podrá comprar durante esta semana. El precio de los cursos por separado es de 3400 euros y este bundle tiene un descuento del 98%




Yo aporto la parte de organización y planificación, como no podría ser de otra manera. En concreto con mi curso para diseñar papelería para organizarte, la recopilación de 41 plantillas editables y el curso para diseñar iconos y organizar tu ordenador. Pero también encontraréis cursos de otras temáticas muy diferentes e interesantes. Ya sabéis que soy afiliada, así que por cada venta a través de mi link yo me llevo una comisión.  He estado echando un vistazo y estos son los cursos que más me han llamado la atención y algunos de los que usaré en mi trabajo. Los cursos son permanentes, una vez comprados son tuyos. 

Como os comentaré después, nada de esto va a obrar el milagro, pero nunca está de más seguir aprendiendo y estudiando sobre el tema. Los cursos son permanentes así que los podéis comprar ahora y leerlos cuando podáis-queráis. Solo se podrán comprar por ese precio durante una semana. 

➤ Duelo gestacional
➤ Embarazo bilingüe
➤ Cosmética natural 
➤ Sexualidad para padres y madres
➤ Destete respetuoso
➤ Alimentación infantil de Juan Llorca
➤ Mindfulness en familia
➤ Inteligencia emocional para padres
➤ Cursos Montessori
➤ Adolescentes con pasión 
➤ Finanzas para padres 
➤ El método para enseñar idiomas TPRS
➤ Construimos mates
➤ Motivar a los niños a la lectura
➤ No más peleas entre hermanos
Disciplina positiva

yo te regalo

al comprar desde mi link, yo me llevo una comisión y para daros las gracias, os regalaré una de estas dos cosas: la agenda editable 2019-2020 o el curso básico de diseño con power point. Después de comprar el bundle, escríbeme, dime el ID de compra y te lo enviaré


quiero saber más


La maternidad y yo

no soy madre y no quiero serlo. Lo he tenido claro desde siempre, pero vivo la maternidad de decenas de mujeres.



Yo no deseo ser madre. Quizá es algo de lo que ya os habéis dado cuenta porque lo he dejado entrever muchas veces. Es un tema bastante personal del que nunca he hablado abiertamente, solo, porque nunca se ha dado la ocasión no porque me avergüence o me dé miedo.

Es un pensamiento que siempre ha estado dentro de mí, una opción que yo he elegido. Cuando era adolescente pensaba lo mismo, pero también creía que a medida que me fuera haciendo mayor este pensamiento cambiaría, me aparecería el instinto o se activaría mi reloj biológico o lo que fuera. Pero tengo 31 años, casi 32, y sigo pensando lo mismo. No quiero tener hijos. Quizá es egoísmo, quizá es que no es obligatorio tener hijos. Es un tema que ya he hablado con Iker y ambos estamos de acuerdo.

Ese momento en el que cumples 30 años y te empiezan a preguntar: ¿y tú para cuándo?, ya te puedes poner a tener hijos porque se te va a pasar el arroz o una mujer no es mujer si no tiene hijos, es algo molesto e incómodo. 
No sabes qué quiere esa persona, no sabes si esa mujer no puede tener hijos, no los quiere tener o las mil posibilidades que pueden haber. Comentarios que hacen daño, incomodan y no nos ayudan a avanzar. 

Yo sé que todos vais a respetar esta opción igual que yo respeto, y admiro, a las familias que deciden tener hijos. Hace tiempo que decidí no sentirme mal por mi decisión, ni avergonzarme. No entro en conflicto con otras mujeres porque hayan decidido ser madres, ni me gusta que me traten de convencer de que seré una mujer más plena o completa o feliz si tuviera hijos. A mí no se me pasa por la cabeza decirle a una madre que es un error tener hijos o que está loca por tener cuatro niños o los que sean. Yo respeto y trato de comprender las decisiones de las demás, y me gusta que también respeten las mías. 

No tengo hijos, ni los quiero tener, pero me sucede algo curioso. Durante casi cada día de mi vida vivo la maternidad de una forma diferente a la habitual. Vivo, descubro, conozco y trato de comprender la maternidad y la paternidad de todas las familias que confían en mí durante todo el año. 


Yo tengo un gabinete psicopedagógico donde atiendo a niños y niñas desde los 6 hasta los 18 años. Un espectro amplísimo de edades, pero aún más amplio es el de personalidades, circunstancias y formas de ver la vida y de vivir ser padres y madres. Esto ensancha el alma y abre la mente, os lo garantizo. 

Siempre que debo enfrentarme ante una nueva familia parto del mismo punto: esta gente solo quiere lo mejor para sus hijos e hijas y tratan de conseguirlo de la mejor manera posible. Por tanto, jamás juzgo. Escucho, valoro y trato de guiar a esas familias teniendo en cuenta todo lo que tiene alrededor. No hay una única receta mágica que sea efectiva y obre el milagro. Pese a que muchas personas tratan de imponer su forma de ver y hacer las cosas al resto.


La maternidad y la paternidad es un continuo aprendizaje, aciertos y cagadas, casi, a partes iguales. Y parte de mi trabajo consiste en ayudar a los padres y madres a aceptar esto, a no rendirse, a no sentirse mal por tener pensamientos que, en otro momento, se considerarían inadecuados. Hablo con muchas madres sobre la importancia de aprender y mejorar, doy pautas de actuación, de organización, pero detrás de todos mis mensajes siempre hay un puedes cagarla, no eres perfecta, eres más que una madre o un padre, eres una persona, y lo estás haciendo lo mejor que puedes o sabes.

Imagino que las que seáis madres sabréis a qué me refiero. Familias que vienen y me dicen no lo soporto, no aguanto, quiero huir, estoy perdida, me siento mal porque esto no es lo que hace una madre. Pues sí, todo esto es lo que hace una madre, por lo menos una madre humana. No solo son besos, abrazos, canciones y excursiones. 

Se es madre en el mismo cuerpo y en el mismo cerebro en el que eres persona, y todo afecta, todo cuenta. Normalizar estos sentimientos, aprender a identificarlos, a trabajarlos, a canalizarlos, es parte de mi trabajo. Y por eso debo aprender sobre todo este tema, y leo, y estudio, y vivo cada día unas 30 maneras distintas de vivir la maternidad y paternidad

Tengo la suerte de poder hablar con muchas familias a lo largo del año. Yo les ayudo a ellos, por supuesto, pero ellos también me ayudan a mí a no juzgar, a comprender, a empatizar y, sobre todo, a respetar. En cada conversación soy más y más consciente de que detrás de muchas de esas palabras hay una lucha interna, sobre todo por parte de las madres, entre lo que se espera de ellas , lo que son, lo que deben ser, lo que quieren hacer. 

Y esta frase de Roy Galán, la que ilustra este post, creo que resumen muy bien lo que yo creo que es la maternidad. Ser mujer no se reduce a ser madre y cuando eres madre sigues siendo mujer. Y esto lo tengo en mi cabeza cada día.

Como os decía, los cursos incluidos en el bundle, no son la panacea, no son recetas mágicas, pero os pueden ayudar a saber más para seguir mejorando día a día, como madres y mujeres. 


Sí, quiero el bundle

si lo quieres, solo tienes que pinchar en el link de abajo. Te llevarás un montón de sabiduría. Ya sabéis que yo no suelo recomendar nada, ni me hago afiliada de nada. Si mis cursos están aquí metidos es porque creo en el bundle, de otra forma no lo haría. 



Necesito este curso en mi vida.
¡Qué le voy a hacer!

comprar ya


N E W S L E T T E R



Al suscribirte a esta cartica recibirás noticias exclusivas, descuentos, preventas y material exclusivo para gente VIP. 


Tus datos serán tratados de acuerdo a la política de privacidad, faltaría más. Yo, Maite, soy la que te enviará toda la información pero le pido ayuda a MadMimi. No serán cedidos a terceros, ni utilizados para otros fines que no sean los expuestos anteriormente. Si lo deseas, podrás darte de baja y no volveré a utilizar tus datos. Y, para ejercer cualquier derecho que tengas, escríbeme a hola@creativemindly.com




SI TE HA GUSTADO ¡COMPÁRTELO!
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por escribirme!! Si quieres puedes hacer alguna petición, recomendación... ¡¡Me encanta leeros!!